1. NO HAY SUPERALIMENTOS NI ALIMENTOS MÁGICOS QUE TE HARÁN PERDER PESO: la comida es comida, no tiene propiedades mágicas ni existe ningún grano, ni planta, ni combinación, ni ningún plato que te haga perder peso o que te haga quemar más calorías o que corrija los excesos. Hay alimentos que se pueden llamar “superalimentos” solo por sus grandes cualidades en macro y micronutrientes. Un ejemplo puede ser las semillas de chía: tienen grandes cantidades de Omega-3, calcio y fibra pero no por ello perderás peso, al igual que tampoco es válido decir que los frutos secos son superalimentos quemagrasa porque digan que en un estudio más del 60 % de las personas que lo tomaban perdieron peso. ¿Por qué? Mira el punto 3

 

2. “UN DÍA ES UN DÍA”: este concepto es vital entenderlo, debemos alejar esa frase que solemos usar habitualmente para justificar las grandes ingestas de calorías ya que es probable que sean la que también justifican que la báscula marque un peso no deseado. Los fines de semana son días normales, las calorías de los alimentos no se cuentan las calorías de forma distintas al igual que nuestro cuerpo sigue necesitando ejercicio para ayudar a quemar calorías. ¿Será solo un día?

3. EL SECRETO COMÚN A CUALQUIER DIETA: EL DÉFICIT CALÓRICO. Cualquier dieta que conozcas, sea saludable (la dieta equilibrada, el ayuno intermitente, la dieta paleolítica, etc) o alguna de las dietas menos saludables (la dieta Dukan, la dieta de la alcachofa, etc) todas tienen en común el déficit calórico como factor que justifica que bajemos de peso. Si no gastamos más calorías de las que comemos: NO PERDEMOS PESO. Por lo tanto, comer bien de forma equilibrada de forma habitual, entrenar fuerza y aeróbico y crear ese déficit calórico te harán estar por fín en forma.

¡Ah! El ejemplo de las almendras: se suelen utilizar como apoyo algunos estudios sacados de contexto, qué un investigador diga que dentro de un estudio el 60 % perdió más peso porque comía “frutos secos” solo se explica con este déficit calórico, sino prueba a tomar 100 gramos de frutos secos al día que es lo que tiene un paquete “normal” por ejemplo de nueces (para que te hagas una idea 100 gramos de nueces son 700 calorías lo mismo que un plato de pasta)

Bonus: sobre el déficit un profesor consiguió perder 27kg peso comiendo en una famosa hamburguesería todos los días, ¿adivinas por qué?