Hola! Soy Dani Serrano, Fisioterapeuta y hoy me gustaria realizarte esta pregunta… ¿Existe la postura perfecta en la cual no sintamos ningún dolor o molestia?
Bien, dejame que te explique: todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido dolor, el 100% de las personas de este planeta van a sufrirlo. Así que comenzaremos hablando del DOLOR.

El dolor es una alerta de nuestro cuerpo sobre lo que está pasándole, dependiendo de cada persona esta INFORMACIÓN hará que nuestro sistema actúe de una forma u otra. Pero repito es INFORMACIÓN.
El dolor NO siempre tiene que asociarse a un daño del tejido, si hacemos una resonancia a cada uno de nosotros, encontraríamos diferencias estructurales que ¡NO DAN SÍNTOMAS!  ¿Cuál es la razón?, El tejido se ha ADAPTADO.

Y entonces… ¿Por qué DUELE LA ESPALDA, LA RODILLA, EL CUELLO LA CABEZA… cuando llevas mucho tiempo sentado, de pie o acostado en el sofá?

Porque tus músculos, ligamentos y articulaciones no soportan más estar en esa postura, porque te has pasado y necesita un RESPIRO. Y para eso le mandan información de que algo está ocurriendo, para que cambies. El DOLOR es nuestro aliado en estas situaciones.

La postura correcta es aquella que no dura. Cuanto más cambies de postura, más oxigenas tu cuerpo, ¡más sangre le llega a tus articulaciones y adivina… MENOS DOLOR!


 

Deja que te ayude:
¿pasas mucho tiempo sentado en tu trabajo, estudiando…? Sigue estas reglas basicas:
– Cada 45-90 minutos levántate y haz 10 sentadillas, mueve el cuello hacia cada lado 10 veces, tu intenta llegar con tu oreja al hombro otras 5, haz 5 respiraciones profundas estirando los brazos al techo y suelta el aire con los labios cerrados e intentando meter barriga.

– Cada 30 minutos, bebe agua. Pero… deja la botella de agua lejos para que tengas que levantarte a por ella. Y cuando bebas, ¿Por qué no otras 5 sentadillas?

– Aliméntate BIEN, prioriza en comida de verdad. Mucho azúcar hace que nuestro cuerpo esté constantemente en una situación de pequeña inflamación, y adivina… eso NO AYUDA NADA.

– Haz EJERCICIO, cuanto más fuerte esté nuestra musculatura menos dolor tendremos, así que… a moverse.
– Dedícale un tiempo a descansar, dormir nos va a ayudar a la reparación de los tejidos.
– Acude a un profesional sanitario, a tu fisioterapeuta de confianza. El te dará las pautas especificas acordes a TI.

¿Tienes dudas? No tengas reparo en preguntarme, te ayudaré sin dudarlo.